Es función de la Academia en general y del Taller de Proyectos de Arquitectura en particular, contribuir a generar un pensamiento capaz de afrontar fenómenos que surgen --muchas veces apenas esbozados--, procurando develar el posible futuro hacia el cual se dirigen las fuerzas sociales en su apropiación del territorio compartido.
Y es en la escala de la Ordenación Urbana, donde básicamente se aprende a imaginar cosas que aún no existen, o investigar aquellas que están “en proceso de ser,” y que implican grandes desafíos a la conformación del espacio habitable de nuestra sociedad.

Tiempo 1 Si bien se dice que la Arquitectura no es la profesión más antigua del mundo, su quehacer ha estado vinculado de una manera u otra, a la transformación de una geografía natural y ha implicado desde siempre, investigar las posibilidades que la misma ofrece a las distintas formas sociales, económicas y políticas, que en estrecha conexión con ella y casi como en una cinta de Moebius, coexisten en toda organización humana.

Tiempo 2 Los orígenes de las ciudades --tal como la historia los ha relatado--, han dado agrupaciones más o menos homogéneas de construcciones materiales capaces de albergar en estrecha relación, los espacios necesarios para la vida en comunidad.

Tiempo 3 Se puede decir que el territorio de la arquitectura es hoy, todo el mundo. La organización económica contemporánea nos ha empujado a considerar urbanización extendida a todo el espacio que de una u otra forma sirve al desarrollo de una sociedad conexa y globalizada. Aparecen así conformaciones vinculadas al trabajo y la explotación de recursos naturales, que generan nuevas estructuras materiales, entre los tradicionales tejidos urbanizados y los otrora llamados espacios “rurales”. Nuevos tipos de asentamientos que surgen con extrema rapidez y también encierran el riesgo de permanecer el tiempo --tal vez fugaz--, de generación, auge y decadencia, dejando las huellas de una organización territorial irreversible.

Colonizaciones territoriales –que desafían y trascienden nuestra tradicional manera de concebir al proyecto urbano--, nos han llevado a recorrer estos caminos de investigación y propuesta, en estrecha conexión con los principales actores de las realidades estudiadas. Es por eso que no podemos menos que congratularnos hoy, por la posibilidad de compartir en esta publicación algunos de los resultados obtenidos, inmersos en un proceso en el cual, cumpliendo la triple función de la Universidad, recibimos siempre mucho más de lo que damos.
 

Prólogo
Ángela Perdomo
FARQ
PORTAL
ACTIVIDADES
INTRO
ANTE1
ANTE2
ANTE3
ANTE 4
ANTE 5
CARPETA

 

TALLER